logo

Aprende a seleccionar tus vegetales

  • 22/02/2018
  • |
  • Artículo


vegetales-frescos

En De Candido nos preocupamos por educar a nuestros clientes.

publicidad

publicidad

publicidad


¿No sabes seleccionar tus vegetales?



Tenemos para ti estos sencillos consejos que te permitirán elegir los alimentos más frescos del mercado y así lograr, no solo alargar su tiempo de vida en tu nevera, sino, hacer de tus preparaciones una verdadera delicia.

Ajos: Deben estar bien cerrados, tersos, sin manchas y sin germinar, sin golpes o cortes.

Apios: Sus tallos deben ser firmes, crujientes, sin manchas o cortes. Las hojas deben ser verdes y frescas. Hay que evitar los que las tengan color amarillento.

Berenjenas: Su piel debe ser brillante y firme, y su tallo fresco, preferiblemente de tamaño mediano para evitar encontrar demasiadas semillas. Las blandas o con manchas pueden tener un sabor amargo.

Cebollas: Deben ser firmes y con piel para evitar que estén secas.

Coliflor: Los ramitos deben estar bien compactos, sin manchas y con un color uniforme. Sus hojas deben ser frescas y verdes.

Lechuga: Sus hojas deben ser tersas, del color propio de su variedad (blancas, verdes o de puntas rojizas), sin zonas amarillas.

Papa: De preferencia que su color sea uniforme, debe presentar una consistencia dura.

Pepino: Su piel debe ser de color verde oscuro y brillante, sin manchas amarillas. Su consistencia debe ser uniforme, ni muy blandos ni muy duros. Deben seleccionarse los que sean de tamaño mediano, ya que los grandes pueden tener más semillas y pueden adoptar fácilmente un sabor amargo.

Tomates: Su piel debe ser roja, lisa, sin golpes y brillante, y excepto los verdes, en lo posible se deben conservar con su tallo.

Zanahoria: No deben tener cortes ni manchas. Su textura debe ser crujiente y firme. El color verde de sus hojas puede indicar su grado de frescor.

Solo la práctica, te permitirá identificar cada día de manera más simple los mejores vegetales.

Fuente: Maria Pilar Romero /Redacción CREA