logo

La pasta y sus beneficios

  • 25/10/2017
  • |
  • Artículo


la-pasta-y-sus-beneficios

Hoy 25 de octubre es día mundial de la pasta, en De Candido nos encanta este alimento, por eso investigamos y te traemos esta reseña, que sabemos te encantará: Son los italianos, especialmente del sur de Italia: toda la zona de Nápololes, los que se han ocupado de potenciar las preparaciones de pasta, hasta el punto de que se ha convertido en la base de su gastronomía. La pasta, no obstante, se cree que procede de China y que fue Marco Polo quien la trajo a Occidente, (aunque también se le atribuye a los Etruscos). Por supuesto, no todas las pastas son de trigo; en China, por ejemplo, se hace principalmente de arroz.

Es sin duda uno de los ingredientes más sencillos y populares en la cocina, pero al mismo tiempo, es un alimento que generalmente agrada a todos y por ello, forma parte de multitud de recetas. Habitualmente pensamos en pasta como una gran fuente de calorías, cuando en realidad, la pasta es mucho más que una excelente fuente de energía.

publicidad

publicidad

publicidad


Los nutrientes de la pasta

La asociación de pasta con energía se debe a que el nutriente principal de este alimento son los hidratos de carbono, y son éstos los que deben aportar la mayor parte de energía en nuestra dieta. Y si bien al consumir pasta estamos brindando al cuerpo energía que no tiene alto costo de digestión, la pasta es mucho más que hidratos y calorías.

Si analizamos nutricionalmente una porción de pasta, es decir, unos 90-100 gramos en seco o 200 gramos en cocido, encontraremos que las calorías que nos ofrece no son muchas, pues estamos hablando de unas 340 Kcal de una comida, pero además de esto, se puede ver claramente que la pasta nos ofrece gran cantidad de hidratos complejos, es decir, no de azúcares, sino de almidón principalmente.

Además, la pasta nos ofrece proteínas, muchas veces derivada del trigo únicamente y en otras ocasiones, dependiendo de la preparación, derivada del huevo que se añade como ingrediente.

La pasta no posee colesterol y casi no posee grasas, por lo que podríamos entonces derribar el falso mito que dice que la pasta engorda, pues perfectamente la pasta puede formar parte de una dieta de adelgazamiento e incluso puede ser consumida por quien padece diabetes, porque si bien la pasta aporta muchos hidratos que en el organismo se transforman en glucosa, podemos reducir la velocidad con que se eleva la glucemia o lo que es igual, disminuir el índice glucémico de la preparación con pasta.

¿Qué tipos de pasta hay?

• Pasta seca, que se hace con trigo duro y puede guardarse un año.
• Pasta fresca, su textura es blanda y su cocción muy breve, se pueden guardar muy poco en el frigorífico: una semana normalmente (sin son de obrador), las de bolsa depende.
• Pasta integral, elaborada con sémola de trigo duro completo: más rica en fibra, vitaminas y minerales. Se tarda más en cocer.
• Pasta enriquecida, es a la que se incorporan huevos, espinacas, tomate, tinta de calamar, etc. Estas son muy buenas para los niños porque toman verduras sin saberlo.
• Pasta rellena, que es una lámina a la que se incorporan distintos rellenos: raviolis, tortellini, capeletti. Las hay frescas y secas, y suelen estar rellenas de queso, espinacas, setas, jamón, etc.

¿Cómo se hace la pasta?

Es muy sencillo, se trata de una masa hecha a base de harina, agua y sal y poco de aceite, a la que se le pueden añadir otros ingredientes. Se amasa con facilidad: se pone una montaña con la harina, se hace un hueco en el medio, se añade el agua, los huevos batidos si queremos que lleve y un poquito de aceite, se mezcla hasta que sale una bola que quede brillante, se deja reposar 10 minutos, después se estira la masa dejándola fina y después se corta. Hay unas máquinas muy sencillas en las que se pone la plancha de masa y salen los los espaguettis, por ejemplo, también se pueden cortar triángulos para hacer los tortelinis, se dejan secar en una cuerda durante un par de horas y ya está listo, se pueden cocer y cocinar. Esas planchas sirven también para hacer canelones y lasaña. Es laborioso de hacer, pero a los niños les encanta, y la pasta esta mucho más rica.

¿Se cocina cada tipo de pasta de forma distinta?

Sí, los fideos más o menos gruesos y la pasta menuda se utilizan en sopas, caldo de cocido, verduras, pollo o carne. Las cilíndricas y estriadas como los Fusillini (espaguetti corto abierto por la mitad) son buenas para menestras y potajes, porque las estrías retienen la salsa. Los espaguettis, tallarines o fetuchinis (cintas) van muy bien con salsas ligeras: una suave salsa de tomate, con setas, salsas verdes, salsas blancas: a base de nata, cuando son algo más gruesos como macarrones o las plumas necesitan salsas más consistentes con tropezones: jamón, marisco o carne, la salsa se introduce dentro de la pasta y todo coge su sabor. Incluso hay pastas que se rellenan con ingredientes de tamaño proporcional al de los orificios de que disponen.

Fuente:
directoalpaladar.com
conmuchagula.com