logo

Importancia de la leche en los niños

  • 25/09/2017
  • |
  • Artículo


importancia-de-la-leche-en-los-ninos

Con motivo de conmemorarse cada último miércoles de septiembre el Día Mundial de la Leche Escolar, en De Candido pensamos que es una fecha propicia para reflexionar sobre la importancia de este producto en la dieta de nuestros hijos, comenzando por explicar que estamos seguros que los programas de leche escolar ayudan a combatir la desnutrición, mejoran la asistencia escolar, optimizan el rendimiento académico y desarrollan la producción local de la leche, aliviando la pobreza y creando trabajos nuevos a través de la cadena de valor.

En este sentido, y sin duda alguna, la leche es uno de los alimentos más completos y saludables a todas las edades -excepto, claro está, si eres alérgico a la lactosa-. Lo ideal es que los niños consuman dos vasos al día para obtener los nutrientes necesarios -calcio, hierro, vitamina D, entre otros-.

publicidad

publicidad

publicidad


Durante la etapa de crecimiento el calcio, el fósforo y la vitamina D son necesarios para el desarrollo de los huesos. Las necesidades de calcio son altas durante la infancia y la adolescencia por lo que la alimentación debe ser rica en productos que lo contengan. Los productos lácteos como la leche, los batidos o los yogures son alimentos ricos en calcio. El calcio es esencial para la formación del esqueleto y, una vez finaliza la adolescencia, seguirá siendo importante su ingesta para reparar pérdidas que se producen en la edad adulta.

Los niños que regularmente toman leche estarán en mejor forma durante la edad adulta. Esto se extiende con todos los productos lácteos, y se comprobó que los adultos que más alimentos de este tipo habían consumido cuando eran pequeños eran aquellos que tenían mejor forma física y caminaban más rápido. También disminuye la posibilidad de quebrarse algún hueso o de sufrir osteoporosis en la vejez.

El hecho es que la leche tibia -sin azúcar ni otros añadidos- antes de irse a dormir ayuda a aliviar el estrés y relajar los músculos. De esta forma, al pequeño le será mucho más fácil dormirse, por otro lado, es uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes, la leche tiene variedad de vitaminas, calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc y riboflavina. Además, contiene carbohidratos y proteínas que ayudan a dar energía al cuerpo.

A veces es difícil conseguir que los niños tomen toda el agua que necesitan para mantener su cuerpo hidratado y funcionando correctamente. Por eso, tal vez lo mejor que podemos hacer es darles un par de vasos de leche de vez en cuando, especialmente en días calurosos y luego de que hayan hecho ejercicio. La leche enfría el cuerpo y también ayuda a mantener el balance entre agua y fluidos.

Un vaso de leche con cacao en el desayuno o a la hora de la merienda constituye un equilibrado aporte de nutrientes para mantener un adecuado estado de salud del niño, un óptimo crecimiento y desarrollo a la vez que contribuye a preservar una buena salud en la edad adulta. En De Candido encontrarás las marcas más reconocidas en lácteos para que tus hijos se alimente sanamente y con calidad.

Fuente: Blanca Labrador/ Redacción Crea.